Mi librería

Libros en Carmen en su tinta

¿Conoces Amazon Music Unlimited?

El final de una historia

Leemos una historia con un buen comienzo, una narración de calidad, una historia única y nos vemos atrapados en la novela o relato. Página a página cada vez más enganchados, disfrutando de un buen trabajo y llegando al desenlace de la historia nos encontramos con un mal final, un desenlace que no está al mismo nivel que el resto de la historia. Entonces la novela nos deja un mal saborcillo. ¿Os ha pasado alguna vez?



En mi asistencia a talleres de escritura he tomado nota de lo que hay que tener en cuenta al escribir el final de una historia. Este mes en la sección Escribir bien os dejaré unas recomendaciones para escribir un buen final.

- Finalizar el conflicto. El conflicto es el motor de la historia, algo que el protagonista desea alcanzar, algo que se opone a sus deseos, algo que le provoca ciertos sentimientos, emociones. 

- Observar al protagonista. Nuestro protagonista debe evolucionar a lo largo de la historia. El conflicto le hace evolucionar, llegará al final por las decisiones tomadas a lo largo de la historia para conseguir sus objetivos.

- Comprobar que hemos dejado el clímax de la historia. Cuando el personaje principal de nuestra historia comprende el conflicto o algo de él que se le escapaba toma decisiones para llegar a un final.

- Escribir un final lógico. El final de una historia debe ser consecuente con lo que ha ocurrido antes, un final increíble decepciona al lector. Pero podemos escribir un final inesperado sembrando pistas a lo largo de la narración para llegar al desenlace y sorprender al lector.

Para conseguir un buen final debemos planificar previamente nuestra historia y no escribir a lo loco. Si hemos realizado una estructura de la novela para guiarnos a lo largo de la narración tendremos ya un final bien conseguido.




Ahora os comento los finales más feos para mi como lectora, los finales que me dejan chafada:

1. Un final apresurado. Un final con demasiados giros y notando las prisas del escritor por acabar la historia. 
2. Un final que deja dudas sin resolver. También me demuestra una mala estructura de la novela y prisas por llegar al desenlace.
3. Un final demasiado esperado. Sé que con una trama coherente a veces tenemos un final que debe ser el que nos olemos a lo largo de la historia, pero quiero sentir una última emoción, me gusta que el escritor lo deje abierto para seguir pensando... o que lo deje cerrado con algún imprevisto que yo no esperaba.


Hay dos finales que detesto: cuando mueren todos los protagonistas y cuando parece que todo era un sueño. Uf, no me gustan nada.


¿Y vosotros, qué finales odiáis? ¿Os gustan mis recomendaciones?



¡Felices escrituras!




14 comentarios:

  1. Hola, Carmen. Interesante la entrada. Yo intento planear el final desde el principio, pero a veces la evolución de la historia y las opiniones de familiares y amigos me hacen cambiarlo. Tampoco me gustan los finales en los que todo ha sido un sueño ni los que te dejan confuso, esos finales que tienes que preguntar a otra persona a ver que es lo que él ha deducido. Gracias por tus recomendaciones.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Un tema interesante y complejo. En mi caso, no suelo tener ni idea del final hasta que este se manifiesta. A veces en mitad de la obra, otras al principio e incluso al final. Creo que este debe precipitarse por sí mismo, claro que cada maestrillo...

    ResponderEliminar
  3. Carmen, estoy de acuerdo contigo. Los finales hay que acabarlos bien y algunas veces son un desastre.
    Como bien comentas, deben estar acordes con la historia y que tenga al menos algo que no te esperaras al 100%. Desde luego los finales que se han realizado porque ya se quiere finalizar la historia sea como sea son los peores.
    Me acuerdo del final de la serie Los Serrano en la que todo era un sueño. Tuvo una aceptación malísima por parte del público.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por los buenos consejos que impartes a los que empezamos en este mundo.

    Un abrazo Carmen :-)

    ResponderEliminar
  5. Hola!

    Mira que yo intento juzgar bien las historias por el todo y no solo por el final, pero es que hay algunos que te lo ponen tan complicado...

    Como dices, el final tiene que ser lógico, pero si lo es demasiado te lo esperas desde lejos. A mi me gusta cuando me sorprenden pero tiene sentido y queda bien...

    Y cuando el autor lo termina rápido y mal es como para coger el libro y tirarlo por la ventana.

    Un saludo, excelente post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buen tema. El final es tan importante como el resto de la narración. Un buen cuento, novela o ensayo se pueden ver arruinados por un final pobre. Gracias por traer este tema. 😘

      Eliminar
  6. odio los finales que son sueños! me dejan super mal sabor después de la lectura...
    muchas gracias por los consejos, me han encantado.
    un saludo :)

    ResponderEliminar
  7. hola carmen! coincidimos contigo al cien por cien y tampoco nos gustan los finales abiertos, es casi una falta de respeto deben jugarse el todo por el todo creemos nosotras. besotesbuhos!

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola Carmen! Tienes toda la razón, algunos finales, nos dejan con tan mal sabor de boca...por lo que los escritores, deben tener muy en cuenta que es parte importante del libro. Me encantó esta entrada, un besote!

    ResponderEliminar
  9. El final del sueño parece que es muy típico entre los malos... y debo reconocer que yo lo he utilizado como escritor.

    ¡Pero de los errores se aprende!

    ResponderEliminar
  10. Yo no escribo, pero me ha gustado conocer estos puntos que serían importantes de cara a escribir un final! Lo que sí estoy totalmente de acuerdo contigo es con lo que no me gusta encontrar en un final. También detesto que todo se resuelva de forma rápida y que queden flecos sueltos, aunque nunca me ha pasado lo que comentas sobre que todo sea un sueño! jajaja

    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Hola guapa!
    Precisamente por el final es por lo que nunca me he decidido a escribir, creo que mi imaginación no da lo suficientemente de sí como para hacer uno que merezca la pena, pero los consejos son estupendos.
    Por otro lado, los finales que no me gustan nada son aquellos que por querer hacerlos tan originales o imprevistos no tienen ni pies ni cabeza.
    Buena semana!

    ResponderEliminar
  12. Gracias, gracias y mil gracias por vuestros comentarios, escritores y lectores. Estoy muy contenta de la aceptación de esta entrada y de todas las opiniones recibidas.

    Besos y feliz de teneros en mi blog.

    ResponderEliminar

¿Te gustaría comentar? Gracias, contenta de recibir tu mensaje. ♥