Amazon

Prime Video

Reseña: En defensa sublime de la mujer, Irma Becerra (Editorial Letra Minúscula, abril 2021)

Con la lectura de En defensa sublime de la mujer: Libro de autoayuda para fortalecer la autoestima en las mujeres de Irma Becerra aprenderemos a amarnos como mujeres y seremos conscientes de nuestro valor.

La ficha técnica del libro la podemos consultar en la página web de la Editorial Letra Minúscula




Argumento

En concordancia con su título, En defensa sublime de la mujer es un texto de autoayuda centrado en la experiencia de las mujeres. Como es habitual en trabajos de este tipo, en sus páginas se ofrecen consejos, argumentos y ejercicios orientados a que sus lectoras dispongan de herramientas para afrontar con eficacia los avatares de la vida. Sin embargo, el libro no se limita a esto, pues tales herramientas se sustentan en una profunda comprensión de las circunstancias de la mujer (y del hombre) en el contexto de sociedades marcadas por el patriarcado, la desigualdad, la corrupción, la violencia, la desorientación y el desconcierto espiritual propio de nuestro tiempo. En tal sentido, En defensa sublime de la mujer es también un libro en situación concebido para un ser en situación. Al adoptar como punto de partida la idea de que, siendo los humanos seres sociales y no entidades que se bastan a sí mismas, se asume que la cuestión de la mujer solo encuentra respuesta dentro del marco en que entra en relación con los otros y accede, amándose y amando, a la experiencia de una profunda espiritualidad en medio de sus luchas con los poderes del mundo.


Mi opinión personal (sin destripes)

Al finalizar la lectura de En defensa sublime de la mujer de Irma Becerra la primera sensación que he tenido es el respeto y empatía que la autora me transmite, a mi y a todas las mujeres, me ha gustado sentir que busca activar a toda lectora y a todo lector para que busque la solución desde sus creencias y desde su propia realidad. Subrayando el potencial que todos poseemos y que debemos buscar y desarrollar.

«Decide y elige ser feliz».

El libro está dedicado a todas las mujeres pero me ha encantado comprobar que la escritora no nos presenta al hombre como a un enemigo, no. Nos presenta al hombre como a un compañero que también padece las injusticias que las mujeres sufren en sociedades discriminatorias. Hombre y mujer unidos para no tolerar más a los explotadores, hombre y mujer unidos para liberar las mentes.

Escribir un libro de autoayuda no es nada fácil y sé que a muchos de vosotros os cuesta afrontar una lectura de este tipo, pero cuando leí a Irma Becerra me quedé con ganas de conocer más trabajos suyos para conocerla mejor a ella y también para saber con total seguridad más sobre sus pensamientos y sus reflexiones sobre las distintas realidades actuales.

Irma Becerra enumera las recomendaciones sobre las que debemos meditar y sobre las que debemos adoptar en nuestras vidas en forma de pasos. Y eso me ha gustado mucho ya que facilita mucho la lectura y además aumenta el interés por seguir leyendo. Esta sencillez creo que es imprescindible en estos tipos de libros.

También vincula en el libro numerosas bibliografías y cita frases, poesías, canciones... todas muy motivacionales. De este modo agrega al libro profesionalidad, seriedad y sabiduría.

Con estas técnicas que ha utilizado Irma Becerra se ha ganado mi confianza; su seguridad y su certeza me han motivado, y os confieso que he anotado miles de frases del libro para no olvidar en mi caminar diario y también para intentar ayudar con ellas a amigos y a familiares.

He apreciado su fuerza interna, su coraje y su decisión por saber empujarnos para que seamos capaces de identificar necesidades reales y para que exploremos nuestras habilidades. Conducir al lector a examinar sus hábitos, los positivos y los negativos, es difícil. Y más difícil es saber guiarlos para impulsar los positivos y eliminar los negativos. Tarea complicada, ¿verdad? Yo personalmente creo que la autora lo logra, nos enseña a ir primero a por los pequeños objetivos para ir creciendo adecuadamente y conseguir poquito a poco los grandes objetivos.

He aprendido que hay que insistir en la organización mental para lograr nuestros logros personales.

Tenemos que educarnos para amar y para amarnos, toda persona debe ser tratada con amor, compresión y respeto. 

Hay en el libro una intención clara de crecimiento personal y eso es lo buscamos con la lectura de estos libros pero en En defensa sublime de la mujer se resalta que este crecimiento se fundamenta en la educación y la conquista de la espiritualidad laica. Ella ve a las mujeres como mediadoras culturales hacia la paz mundial y el fin de las guerras y para ello deben aprender acerca de la mediación política y su papel activo como ciudadanas conscientes de que toda violencia solo engendra violencia. 

«... Característica de la mediación para la realización de una paz absoluta y perpetua sobre el planeta tierra es saber neutralizar la violencia misma, en tanto se aprende a materializar de manera concreta la paz en actos de negociación recíproca de los ciudadanos que se encuentra en procesos de desarme, desmilitarización y condena de todo tipo de terrorismo de y en las sociedades actuales y de los individuos, grupos o ejércitos enfrentados. Eso significa, aprender a elevar las voces que reclaman "valores fuertes" como son el coraje y el arrojo ciudadanos, la valentía, la fuerza y firmeza de carácter, sostenidos por un sólido conocimiento filosófico y político para hacer conciencia de la necesidad de la cultura de paz. Ello implica aprender a pensar y a ser sabias en la toma de decisiones que comienzan por la sabiduría cotidiana en el interior del hogar y en el interior de la familia, al desarrollar la intuición femenina en tanto virtud suprema de la prudencia humana, así como el poder de disuasión y convencimiento por medio de los mejores argumentos».

Un liderazgo político de la autenticidad. ¿La mujer ejerce mejor liderazgo político de la autenticidad que el hombre? ¿No lo podrían ejercer ambos por igual? Y aquí es donde yo me he quedado reflexionando y discrepando con la autora; bueno, me gusta ya que no todo va a ser decir si, si y si.

Leed En defensa sublime de la mujer de Irma Becerra y podremos sanar heridas, evolucionar y reflexionar todos juntos.



Irma Becerra nos cuenta sobre ella:

«Nací en Tegucigalpa, Honduras el 7 de mayo de 1963. Estudios de Licenciatura en Filosofía en la Universidad Humboldt de Berlin, Alemania. Título de la tesis: "Problemas fundamentales de la dialéctica sujeto-objeto en Theodor Adorno". Estudios de Doctorado en Filosofía en la Universidad de Münster, Alemania. Título de la tesis: "Utopía relacional. Sobre el actual potencial de diálogo de la Sociología del Conocimiento de Karl Mannheim".
Algunos de mis libros publicados en la Editorial Baktún de Tegucigalpa, Honduras son: La América Encubierta (1492-1992); Formación en Valores de Resistencia Civil. Aportes de Ética Espontánea Ciudadana; Teoría Relacional de la Cultura; Educación Integrativo Reconstructiva. Principios de una filosofía social y educativa de la hondureñidad para el fortalecimiento democrático de la autoconciencia ciudadana; Pensando Filosofía; Sociología y Realidad Nacional; Ética Política, y otras publicaciones de ensayos, artículos periodísticos y conferencias».

Podéis comprar En defensa sublime de la mujer de Irma Becerra aquí:






¿Habéis leído este libro? ¿Tenéis ganas de leerlo? ¿Qué os ha parecido?



11 comentarios:

  1. ¡Hola! Pues no conocía esta novela, pero me parece muy interesante tanto su premisa como su desarrollo, así que tomo buena nota de tus impresiones.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Que libro tan interesante, Carmen!! Me llama mucho la atención, puede que me haga con él si lo veo por la biblio
    ¡Gracias por la reseña y por dármelo a conocer!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Parece un libro muy interesante y aunque no es lo que suelo leer, apuntado queda para cuando quiera una lectura de este estilo.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  4. Una novela imprescindible. Me gusta y lo anoto.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  5. Los libros de autoayuda y yo no tenemos buena relación, lo dejo pasar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! No me llaman mucho la atención los libros de autoayuda, pero este parece interesante. Tal vez le de una oportunidad 😊

    Gracias por la entrada y un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hola Carmen!!! Soy Irma Becerra, la autora del libro, saludándote. Quiero agradecerte mucho por tu hermosa, precisa y sincera reseña de mi libro, porque le das una valoración objetiva y cálida de una buena lectora comprometida con su apreciación seria y crítica de un libro. Para un autor es siempre reconfortante encontrar un buen lector. Te agradezco mucho nuevamente. Puedes encontrar mi blog en utopiasyrealidades.com por si deseas seguir leyendo mis artículos sobre temas de ciencias sociales y de la formación espiritual laica de la mujer. Un fuerte abrazo desde Honduras.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!

    Pues tiene buena pinta, me gusta eso de que se presente al hombre y a la mujer como aliados, no como enemigos, creo que es algo muy necesario ^^

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! Por el momento los libros de autoayuda no son para nosotros. Enhorabuena por tu gran reseña, qué bien que te haya gustado el libro. Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Hola! Soy Irma Becerra de nuevo. Quisiera agregar a la reseña de Carmen y explicar, al mismo tiempo, que mi libro no es solo un texto de autoayuda sino una reflexión filosófica y social que fundamenta la necesidad de la formación espiritual laica, científica y ciudadana de las mujeres, así como la base de una Humanidad nueva, un nuevo varón y un mundo diferente, más sublime y humano, libre de toda forma de violencia. Por eso, contestando a la crítica de Carmen, se establece una función especial a la mujer como mediadora de la paz mundial y la cultura, la que, a diferencia del hombre y a pesar de que estoy de acuerdo con Carmen en que esa mediación no se puede realizar al margen de ellos, es una misión especial basada en la intuición, la madurez y la prudencia femeninas. Debemos, en consecuencia, pensar una misión especial para los hombres en el mundo. Gracias por la oportunidad de dialogar abiertamente en este foro. Saludos desde Honduras.

    ResponderEliminar
  11. No te voy a decir que no merezca la pena, porque estoy convencida y más a tenor de lo que has contado. Mi único problema es que es ver la etiqueta "Autoayuda" y me da una pereza bárbara.

    Un beso.

    ResponderEliminar

¿Te gustaría comentar? Gracias, contenta de recibir tu mensaje. ♥

¿Conoces los cheques regalo de Amazon?

Amazon music HD

¿Quieres ser influencer en SOCIALPUBLI?

¿Quieres un post en Carmen en su tinta?