Suscripción al periodo de prueba gratuito de Amazon Prime

Libros en Carmen en su tinta

Ebooks en Amazon

Mi librería

Los personajes

Este jueves hablaremos de personajes, los actores literarios del relato, la novela, el guión y el drama. Pueden ser reales o ficticios, pero, se debe conocer su vida como si se tratará de la propia o de la de un buen amigo para evitar que sean estereotipos y no sean creíbles.


Atendiendo a la importancia o a la intervención en la narración existen distintos tipos de personajes:

- Principales o protagonistas. Aquellos que marcarán la historia y la evolución de la misma, sobre los que recae el peso de la trama.
- Secundarios. Participan en la trama sin llevar el peso del conflicto.
- Portavoz. El personaje que nos narrará la acción, puede ser el protagonista, puede ser un personaje secundario, y también consideraremos la posibilidad de utilizar un narrador impersonal que no participe en la acción.

Para lograr un buen trabajo de creación de personajes proporcionaremos además de rasgos físicos (ojos, cabello, sonrisa, cicatrices...) detalles personales sobre ellos, características que los definan y los completen. Una buena pincelada para definir a nuestros personajes sería caracterizarlos con coletillas al hablar que repitan a menudo, refranes que los definan, secretos, su forma de vestir, un gesto típico... Todas estas características harán que nuestros personajes resulten más creíbles para el lector. Y para acercar los personajes al lector y captar su atención logrando que estos les sean simpáticos, incluso con personajes antagónicos y negativos, los dotaremos con límites morales, cualidades excepcionales, que sean vulnerables, que sufran alguna injusticia o peligro...

Una vez definidos nuestros personajes los presentaremos en la narración mediante una descripción física, psicológica o una mezcla de las dos anteriores. Cuanto más concisas sean las descripciones mejor, debemos procurar no cansar al lector, si tenemos que mostrar más rasgos de un personaje lo haremos a lo largo del texto, buscando el momento idóneo y mediante descripciones breves. Para que nuestra historia fluya de una forma natural y no aburrir a los lectores intentaremos encajar las descripciones dentro de la acción o aprovechando el punto de vista de otro personaje.

Ahora, mi consejo: siempre que leas una descripción que te guste, anótala y regresa a ella, analízala, desmenúzala... ¿Por qué me gusta? ¿Qué adjetivos usa? ¿Cómo la introduce? ¿Qué palabras ha empleado el autor?


Y creo que la mejor escuela es leer, leer y leer... y después escribir, escribir y escribir.


4 comentarios:

  1. Hola wapa!
    Te informo que tienes un PREMIO en mi blog!! Entra y échale un vistacito. ;)
    http://sweetreader88.blogspot.com.es

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Gracias por el premio. Ya me paso por tu blog y lo veo. Un beso y feliz fin de semana.

      Eliminar
  2. Hola! muy buena entrada :3 me encantó :D me ha parecido muy interesante tu consejo ;) ¡un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Gracias por tu comentario, me alegro que te haya gustado la entrada y los consejos que indico para la creación de personajes. Un abrazo y feliz fin de semana.

      Eliminar

¿Te gustaría comentar? Gracias, contenta de recibir tu mensaje. ♥